Egocentrismo, impulso hacia la compra

Los seres humanos tenemos la gran cualidad de ser egocéntricos, de querer sobresalir, ser identificados de entre la gran multitud de gente que existe, y hacemos de todo por obtenerlo.

Y no es cosa de una sola persona o exclusivo de algunos, de una u otra forma todos tratamos de sobresalir, siendo famosos, siendo líderes de opinión, siendo atractivos, siendo ridículos, no importa la manera sino el fin, ser el centro de atención.

Cada quien lo hace a su manera y es respetable, es aquí donde entran las marcas reconocidas no solo por su calidad, también por los precios de broma que manejan en sus productos, y digo de broma porque son precios que realmente rebasan por mucho el costo real del producto, lo que venden estas marcas es el estatus, el nivel de vida. Como ejemplo de estas marcas están Ferrari, Gucci, Chanel, Cartier, Ray Ban, Prada, Lamborghini y Porsche entre otras más.

Como se pueden dar cuenta, la mayoría de estas marcas son de autos o de ropa, es decir, son productos que venden la imagen de una persona.

Y es bueno tener una empresa como esta, en la que lo que vendes es algo intangible, no niego que sean productos de mucha calidad, bien hechos y con materiales de calidad, pero la realidad de las cosas es que lo que paga la gente por esos productos es más del doble de lo que realmente cuesta, entonces las ganancias para estas empresas se potencializan.

Pero lo realmente interesante de analizar aquí es como la necesidad de una persona lo lleva a pagar cantidades ridículas por un artículo que bien podría comprar de otra marca, con buena calidad a un precio accesible.

Pero así es el mundo de los ricos y de los egocéntricos, y a nosotros no nos queda más, que venderles lo que quieren, si quieren un chocolate con insectos que cuesta $500, en vez de uno de $10 pues hay que venderlo, eso es lo que tu cliente pide. Si quiere un auto de $2,000,000 en lugar de uno de $150,000 pues adelante, como dice el dicho, al cliente lo que pida.

Esto no solo va para grandes marcas, si se quiere crear una empresa que lo que resalta es la calidad, es trabajo de muchos años, y de gran inversión en imagen, publicidad, relaciones públicas, a fin de cuentas lo que venden estas grandes marcas es la imagen.

También se puede hacer algo parecido pero sin irnos a esos limites, cuando tu ofreces un producto, aunque sea el mismo que vendes a todo mundo, pero le haces alguna modificación o adaptación ya estas dando algo diferente y eso lo valora el cliente, como dije al principio, lo importante es sobresalir, y si un cliente ve que su lápiz es morado con líneas blancas, y el de a lado tiene un simple lápiz amarillo, el ya sentirá que tiene algo mejor, o por lo menos que es diferente.

Por muy absurdo que parezca, si aumentas el precio de ese lápiz, aunque sea de la misma calidad y los mismos materiales que uno amarillo, se venderá, porque lo que le ofreces ya no es solo el lápiz sino individualidad.

[subscribe2]


Escrito por fabianmz

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply