LAS REDES SOCIALES, LA VERDADERA MARCA ERES TÚ

Debes aceptar el empleo; tú sólo, no vas a poder; estas oportunidades no se presentan todos los días; es una gran empresa; ¿cuántas veces no hemos escuchado a nuestras familias, amigos, pareja y demás personas cercanas a nosotros decirnos ésto? Pero realmente seguir ese consejo ¿es la mejor opción?

Hace un tiempo asistí en un taller de social media, que brindo nuestro colega y amigo Oscar Galván de Galván MX  y presidente del  Social Media Club Gto. en el evento Contacto 2011 de la universidad de la Salle Bajío en León, Gto., Oscar es un Joven casi recién egresado de la carrera de Marketing de la misma universidad, fundador de Galván MX, empresa dedicada a la coordinación y desarrollo de estrategias digitales. Parte del taller la dedico a contar su historia, sus inicios, sus experiencias. Comento sobre una ocasión en la que se vio envuelto en una situación de presión familiar, al recibir una oferta de trabajo bastante atractiva, se enfrentó a la terrible incógnita de aceptar aquella oportunidad de tener un empleo seguro y bien remunerado que haría felices a sus seres más allegados o emprender su propio camino y que lo considerarán falto de conciencia, iluso e incluso inmaduro. Por suerte eligió el camino de la independencia, aunque cuenta que no fue nada fácil; ya que es difícil venderte como marca ya que generalmente estamos acostumbrados a hacer más por las marcas que por nosotros, al grado de convertirnos en parte de ellas, ¿no me crees? Te pongo un claro ejemplo de esto: generalmente ¿cómo te refieres al director de marketing de Coca Cola? Por su nombre o simplemente como el director de marketing de Coca Cola. Si tu respuesta es similar a la segunda opción, te darás cuenta de que tú no eres aún una marca, solamente formas parte de una.

En la vida laboral muchas veces nos limitamos a las aspiraciones económicas, dejando de lado la realización profesional o dicho en cristiano: hacer lo que realmente nos gusta y disfrutamos.

A continuación les dejo una definición de lo que puede ser un Empleo = entre 8 y 10 horas sentado tras un escritorio, envuelto en monotonía y sobre todo, con un jefe que te esté diciendo, en todo momento, que hacer.

Haz lo que te gusta hacer y jamás volverás a ir a trabajar. Esta frase es totalmente razonable, debido a que cuando disfrutamos nuestro trabajo, nos convertimos en personas totalmente productivas.

Cada persona es arquitecto de su propio destino, pero también de su vida y sobre todo de su imagen, lo que quiero decir: posiciona tu imagen personal y profesional y cosecharas una vida de éxitos o fracasos según hallas hecho tu trabajo.

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por estudiomerca

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply