Product placement: el clásico «Comercialote»

¿A cuántos nos ha pasado que llegamos a ver que algunos de nuestros actores favoritos disfrute un refresco con singular placer, casi orgásmico? o ¿Qué acaso no hay ninguna otra cafetería en la gran manzana (NY) que no sea la de la sirena de 2 colas?

Estas son las preguntas que me han asaltado más de una vez y es que uno puede verlo de 2 maneras: «¡Que chido, a Hugh Jackman le encanta pizza chonita tanto como a mí! o «Ash todos los actores son una bola de vendidos», cualquiera de estos 2 casos anteriores dependen claramente de la forma de presentar el producto en la escena, trama o storyline. Pero, ¿por que existe esta manera de publicidad? fácil, por que a alguien se le ocurrió la grandiosa idea de querer poner su marca en todos lados además de la TV y publicidad exterior. En los años 30 ya era utilizada la inserción de productos en películas para evocar emociones que solo estos podían, y así darle más realismo a las situaciones sucitadas en el filme, después de la segunda guerra mundial la publicidad daba gran desconfianza al público por lo cual se dejó de utilizar, dando entrada al fenómeno ACME (si,están en lo correcto, el termino viene de las aventuras del coyote y el correcaminos) donde se utilizaban marcas, productos y empaques ficticios con colores o formas muy parecidas a los originales que trataran de evocar la misma emoción en los espectadores. Fue hasta en los años 70 que la estrategia del product placement como tal, volvió a usarse por agencias especializadas que se dedicaban a incluir a los clientes en distintas películas, series y shows.

Particularmente, creo que cuando las marcas forman parte de la escenografía, como banners, espectaculares o maquinas expendedoras,  no contaminan visualmente las películas, serie, etc. ni compromete su credibilidad, ya que en estos tiempos quien no se encuentra rodeado de publicidad.

Ahora, también es una excelente idea que el actor trabaje con las marcas y sus productos, claro que de una manera mas discreta, según la trama o naturaleza del show o filme, por ejemplo, creo que las películas y series cómicas se prestan para un uso desvergonzado, pues esto generara una mucho mejor recepción en el público ya que el comercial no rompió con la trama y la mantuvo cómica por la interactividad de los actores con el producto, en caso contrario creo que es imposible poner en un drama o película un comercial sobre lo bueno que es DR. pepper y siempre hay momento para disfrutarlo, WTF!!??

En conclusión, las marcas pueden estar en todos lados, pero siempre hay que cuidar la integridad de los medios (películas, series, etc.) puesto que estos también tienen una imagen y siempre hay que mantener nuestra credibilidad.

Les dejo 2 cosas: un vídeo de una con algunos ejemplos de product placement, un tanto desvergonzadas, pero en uno o 2 casos me parecen ejecuciones geniales (el ultimo, entre Liz Lemon y Jack Donaghy de 30 rock me mata de risa) y también el trailer de una película/documental  de Morgan Spurlock, creador del documental «Super size me», que ahora habla sobre  la temática detrás del product placement, la recomiendo ampliamente.

CI SENTIAMO AMICHI.

follow me in twitter  @ozzgandarillas

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=PrPV9o8HXvs]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=UnSV8gbr8mg]

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por estudiomerca

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply