Red social, ¿necesaria?

Ya se ha puesto de moda que todo tipo de empresas, instituciones, personajes, personas, grupos etc. Tengan su propia cuenta en facebook, twitter u otra red social. Lo que nos trae a la mente la pregunta, ¿realmente es tan necesario estar en redes sociales?

Y la respuesta puede ser discutida, pero la realidad es que las redes sociales en muchas ocasiones en lugar de ayudar a una empresa, lo que hacen es perjudicarlas, debido a malos manejos de las cuentas.

Entonces el primer paso es identificar si tu como grupo, empresa, fundación, institución etc. Necesitas realmente entrar en el mundo de las redes sociales, esto depende mucho de los pros y los contras que veas, cada empresa es diferente y no se puede dar el mismo diagnóstico a una empresa que otra.

Si consideras que no es necesario, hay otras opciones para estar en contacto con el cliente, social media es solo una herramienta que ayuda a lograr objetivos de mercadotecnia, no se puede enfocar solo en esta herramienta el éxito o  fracaso de una estrategia.

Si crees que si es necesario estar en contacto con tus clientes a través de este medio, entonces lo que sigue es seleccionar a la persona adecuada para estar al pendiente de las cuentas, que este al pendiente del contenido de los mensajes, las personas que lo siguen o a las personas que sigue, la cantidad y calidad de los mensajes, las quejas o comentarios negativos que puede llegar a recibir, es importante que sepa de que manera responder sin verse agresivo o intolerante, pero al mismo tiempo tratar de resolver la inconformidad de la persona en cuestión.

Y para ser claros, las redes sociales deben tomarse como una herramienta para estar al pendiente de las necesidades del cliente, que ellos perciban que estamos ahí para lo que necesiten, que nos preocupamos por ellos, y no solamente estamos en redes sociales para ser una empresa más y seguir la moda.

Ya que estamos claros en la utilidad de las redes sociales, también hay que tener cuidado con los comentarios respecto a temas políticos, religiosos o culturales, algunas empresas se sienten con la autoridad de opinar acerca de algunos temas, cuando no la tienen, y se pueden ver afectadas al hacerlo.

Si están tentados en hablar del nuevo presidente, si es bueno o malo, de algún partido político, de alguna manifestación, de algún incidente religioso, es mejor abstenerse de comentar, y enfocarse en lo que realmente importa, o debería de, que es su propia empresa y sus clientes.

Un saludo y nos seguimos leyendo.

Escrito por fabianmz

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply