UNA APROXIMACIÓN DE LA CIENCA CON LA CREATIVIDAD Y LA SEMIÓTICA

¿Qué relación existe entre ciencia, creatividad y semiótica?

El destino de la ciencia está en su práctica y  como destino nombro a todas las culturas y lo que ellas comprenden.

 

Primero pretendo hacer un pequeño ensayo en cuanto a la ciencia y posteriormente explicar 2 entornos íntimos ligados a ella.

 

El objetivo del positivismo para el conocimiento es explicar causalmente los fenómenos por medio de leyes generales y universales, rechazando tajantemente la metafísica por considerarla pseudociencia y por supuesto a cualquier dogma teológico.  Pero tanto ha sido el afán de los positivistas por colocarla como “intocable” que han caído en una cruda idealización de su propio método, alejado de la realidad social.

 


Las leyes universales no dejan de ser signos interpretativos por quien las formula y por quien las entiende, con este discurso no quiero caer en un pensamiento marxista, pero si  colocarlo en una situación de la naturaleza y de quien la domina  (hombre) como un universo de interpretación distanciado de lo negro y lo blanco, cercano a una escala de tonos y semitonos, red de ideas, emociones, interpretaciones y métodos.

 

Como dice Popper, en principio la inducción importa pero no como concluyente y definitivo, sino tiene que estar expuesto a falsearse. De igual forma son las ciencias sociales que establecen leyes hermenéuticas lo más apegadas al contexto social, a los signos y su significado, al hecho de ser falseables en su práctica y determinar su funcionalidad.

 

En el proceso de construcción mental de su realidad el ser humano se guía por una necesidad como muchos la llaman “ecológica”: la de entender, predecir y controlar su mundo; lo cual sugiere una analogía obvia con el proceso de hacer ciencia. ¿Pero qué determina que el descubrir científico? o mas bien dicho, ¿Quién hace ciencia no esta marcado por acciones no libre de distintas interpretaciones?

 

Se ha ocultado la subjetividad de la ciencia, el lado humano del creador científico que toma riesgos, que se apoya de una determinada concepción de la naturaleza, postula relaciones tal vez inexistentes e incluso manipula los hechos.

 

Desde que Reichenbach establece la distinción epistemológica entre contexto de descubrimiento y contexto de justificación, se considera la necesidad de estudiar, más allá de la lógica, el proceso de creación de teorías científicas.

 

Entonces ya tengo 2 procesos psicosociales de la ciencia. Una de ellas es su carácter de descubrimiento, personal y el otro su carácter interpretativo, social.

 

En mi quehacer de diseñador y desarrollador  de signos me he planteado la cuestión ¿De qué sirve la ciencia en el diseño? Pues precisamente eso, saber que función tiene en su estudio y práctica. Nuestra mente es un mar de ideas e interpretaciones y una red de asociaciones infinitas, de analogías. Los avances de la ciencia no siempre se han producido por métodos científicos positivistas como racionalitas, ejemplos de ellos están Newton, Einstein, Kekulé, que si bien llevan un riguroso método científico cercanas a la causalidad  y el accidente.

 

Dice Pierre Thuillier: “El sabio es un espíritu puro, frío, neutro y objetivo que se mueve en un vacío cultural e ideológico perfecto”

 

En el descubrimiento científico interviene el entrenamiento mental (memoria, experiencia, ideas) y a veces el azar.  El proceso creativo se compone por pasos como:

  1. Planteamiento del problema
  2. Incubación del problema
  3. Insight
  4. Verificación

Los pasos dos y tres los filósofos de la ciencia han pasado por alto como si se tratará de un mito intocable por Dios. En la ciencia, la analogía tiene siempre un valor instrumental desde las más espectaculares y concretas: gravedad-manzana, serpiente-anillo de benceno hasta aquellas que constituyen modelos explicativos y sirven de guía para establecer los supuestos fundamentales de una nueva teoría y para extender el ámbito de su aplicación, tal sucedería con la analogía del sistema solar con el modelo atómico, aunque después resultara un fracaso. En psicología de la ciencia ha sido muy destacada la famosa imagen de Darwin del árbol ramificado de la naturaleza, una analogía icónica con un sentido muy amplio. Se ha mantenido por muchos años de lado la creatividad en el proceso del conocimiento científico, mitificándolo, como si el científico creador es alguien que vive en una torre de marfil, aislado del ruido, dedicado a pensar, pero gracias a autores  como Gruber o Gadner este proceso de creación se ha desmitificado. Lo cierto de todo esto es que la creatividad juega un papel importante en el “método” del  descubrimiento y la invención tan defendido por los positivistas.

 

En la semiótica la ciencia juega un papel también importante, y me refiero a la hermenéutica como el estudio de sistema de signos de cada cultura. La ciencia es aplicable a cada contexto sino sería fallida y moriría en su contemplación. Según otro punto de vista la “semiótica”, vista desde Charles Sanders Peirce, es la que debería incluir a las demás ciencias que tratan de los signos en determinados campos de uso o del conocimiento. Este pensamiento es coherente con el hecho de que la semiótica se plantea como la ciencia básica del funcionamiento del pensamiento, intentando responder al interrogante de cómo conoce el ser humano el mundo que lo rodea, cómo lo interpreta y cómo crea conocimiento y lo transmite.

 

Realmente, ahora los problemas no se plantean como universales, sino particulares de cada contexto. Las aplicaciones científicas en China no servirían de igual forma en México. Los métodos pueden cambiar, porque aún sea lo más ortodoxa posible siempre intervienen como ya he mencionado, la parte interpretativa , de acción de cada ser humano y por supuesto la chispa de azar a un conocimiento previo.

 

Lo que la historia real de la ciencia nos muestra es que esta no se mantiene o desecha por criterios de objetividad, sino por un criterio de consenso en la comunidad científica para definir lo que en un momento es la explicación mas acertada de la naturaleza y su entorno, y este consenso es lo que hace que una teoría impere, incluso como había dicho, como un dogma de comunidad.

 

La polémica de los científicos nos muestra la encrucijada del conocimiento que nos llega a los habitantes de este siglo: hemos ideado unos modelos únicos del mundo que hemos impedido conocer otros mundos diferentes, de soluciones y métodos diferentes.

 

En cualquier ámbito de estudio, ciencias naturales, sociales, humanidades, la persona debe tener una actitud científica, abierta a la falsificación como dice Popper pero no distanciándola de su realidad psicológica-social. Personalmente “Ciencia es el proceso de pensar, con esfuerzo” (me refiero a esfuerzo como modo de acción y no de conducta humana).



Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Gerardo Nava

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply